Descubre la belleza única de la carabocarabo chaqueno: características y curiosidades

Las aves son seres fascinantes que llenan de vida cualquier ecosistema, y dentro de la región del Chaco argentino podemos encontrar varias especies dignas de estudio, como lo es la Carabocarabo Chaqueno (Aratinga pertinax).

Descripción

La Carabocarabo Chaqueno es un loro de tamaño mediano que mide alrededor de 34 cm de largo y pesa unos 200 gr. Su cuerpo presenta un plumaje verde y amarillo intenso en la cabeza, durante la época de apareamiento los machos tienen manchas rojas en las mejillas. Además, sus alas presentan un tono azul. En cuanto a su comportamiento, son aves ruidosas que suelen desplazarse en parejas o en grupos pequeños.

Hábitat

Las Carabocarabo Chaqueno se distribuyen en prácticamente todo el territorio del Chaco argentino, habitando áreas cercanas a bosques y matorrales abiertos, tanto en ambientes secos como húmedos. Son especialmente comunes en las zonas de transición entre el Chaco semiárido y el Chaco húmedo, donde habitan entre los 500 y los 1700 msnm.

Alimentación

Estos loros se alimentan principalmente de semillas y frutos de árboles y cactus autóctonos, aunque también se ha registrado que pueden consumir insectos en menor proporción.

Conservación

Si bien la Carabocarabo Chaqueno no se encuentra en peligro de extinción actualmente, su población se ha visto afectada en algunas áreas debido a la pérdida de hábitat y la captura para su comercialización como mascota.

Características principales:

  • Tamaño: 34 cm
  • Peso: 200 gr
  • Plumaje: Verde y amarillo intenso
  • Hábitat: Áreas cercanas a bosques y matorrales abiertos en el Chaco argentino

En resumen, la Carabocarabo Chaqueno es una especie de loro común en el Chaco argentino, que presenta una combinación de colores llamativos en su plumaje y hábitos que merecen atención por parte de la comunidad científica y el público interesado en la ornitología.

DE TU INTERES  Descubre todo sobre la hermosa Perdicilla de Manipur: características, hábitat y curiosidades

Deja un comentario