Descubre la belleza del colibrí de garganta roja: todo lo que necesitas saber

Introducción

El colibrí de garganta roja es una especie de ave muy valorada por su belleza y su fascinante comportamiento. Con un tamaño promedio de 7.5 cm y un peso de alrededor de 3 gramos, es una de las aves más pequeñas del mundo. Sin embargo, su diminuto tamaño no es un impedimento para que sea una de las aves más llamativas y admiradas en el mundo de la ornitología.

Descripción

El colibrí de garganta roja debe su nombre común a los brillantes matices rojos de su plumaje en la región de la garganta. Los machos tienen una coloración más intensa que las hembras. Además, presentan plumas blancas en la cola y una mancha blanca detrás del ojo. Mientras tanto, las hembras tienen un plumaje de tonos verdes y una mancha blanca detrás del ojo.

Comportamiento

Una de las características más sorprendentes del colibrí de garganta roja es su capacidad para volar en el mismo sitio gracias a sus alas que pueden batir entre 50 y 80 veces por segundo. Además, estos pequeños animales son conocidos por ser agresivos y defender con gran determinación su territorio y sus fuentes de alimento. A pesar de su tamaño, pueden perseguir y vencer a aves de mayor tamaño.

Hábitat y Distribución

El colibrí de garganta roja es una especie nativa de Colombia, Ecuador, Panamá y algunas zonas de Venezuela. Se encuentra en altitudes entre los 1500 y los 2900 m sobre el nivel del mar, en bosques arbolados y montañosos.

Conclusiones

El colibrí de garganta roja es una joya de la naturaleza que merece ser protegida. Su belleza y singularidad lo convierten en una especie muy valiosa para la ornitología y el turismo ecológico. Tener la oportunidad de observar a estas pequeñas aves en su hábitat natural es una experiencia que difícilmente se olvida.

DE TU INTERES  Descubre todo sobre el majestuoso Albatros de patas negras: su hábitat, comportamiento y curiosidades

Producto relacionado:

Si tú también eres un amante de los colibríes, te recomendamos el siguiente producto:

Deja un comentario