Parálisis de los cuartos traseros en perros

Parálisis de los cuartos traseros en perros

¿Tu perro tiene problemas para levantarse? ¿No puede pararse sobre sus patas traseras? Puede ser parálisis de los cuartos traseros. Este estado de parálisis afecta a los perros por varios motivos. Cuando tu mascota sufre una parálisis de los cuartos traseros, es importante buscar alivio y encontrar una solución a este problema lo antes posible.

¿Cómo se manifiesta la parálisis de los cuartos traseros en los perros? ¿Cuáles son las causas de esta parálisis? ¿Cómo ayudar a tu perro? Te damos todas las respuestas en este artículo.

 

Manifestación de parálisis de los cuartos traseros en perros

La parálisis del trasero del perro se manifiesta por la imposibilidad de que tu animal se mantenga de pie sobre sus patas traseras. Ya no podrá realizar movimientos que requieran el uso de las patas traseras. Su mascota puede levantarse sobre sus patas delanteras, pero solo arrastrará sus patas traseras. Además de la incapacidad para realizar los movimientos, también notarás que las patas traseras del perro han perdido fuerza y ​​tono .

Esta parálisis provoca un gran sufrimiento al perro. Su mascota puede emitir gritos, gemidos, quejas y ladridos constantes. El perro también puede ser muy agresivo cuando intentas tocarlo. Para ello, debes manipularlo con mucha delicadeza. En algunos casos, la parálisis de los cuartos traseros provoca pérdida de apetito en el animal.

 

Causas de la parálisis de los cuartos traseros en perros

Hay varias causas que pueden llevar a la parálisis del trasero de tu mascota. Esto puede deberse al envejecimiento del perro . La parálisis también puede ser causada por un shock o un trauma. Este estado de parálisis también puede desencadenarse sin ningún evento traumático.

DE TU INTERES  ¿Cómo ve el perro?

la vejez del perro

El envejecimiento conduce a disfunciones en el cuerpo de tu mascota. Con el envejecimiento, notamos ciertos cambios en el perro, como cojera, dificultad para levantarse o incluso rigidez en la marcha . Los huesos se debilitan, lo que lleva a la osteoartritis canina .

La cápsula articular se espesa y el dolor se vuelve más intenso con el frío y la actividad física excesiva. Todos estos factores pueden actuar sobre la parte trasera de su perro y causar parálisis.

Trauma espinal

La columna vertebral juega un papel muy importante en el funcionamiento del cuerpo de un perro, especialmente en lo que respecta a sus articulaciones y sus movimientos. En caso de trauma, la parálisis puede ocurrir fácilmente. El trauma puede resultar de una caída grave, una pelea, un accidente de caza o un accidente en la vía pública.

Por lo tanto, las vértebras pueden fracturarse o moverse durante la caída. En casos más severos, el trauma puede impactar la médula espinal. Esto juega un papel en la transmisión de información de las extremidades al cerebro y del cerebro a los músculos. Por lo tanto, juega un papel vital en el funcionamiento de los músculos del perro.

hernia de disco

Esta es una de las causas más comunes de parálisis de los cuartos traseros del perro . Estos son desplazamientos de ciertos discos intervertebrales. El disco desplazado comprime la médula espinal impidiendo la transmisión de los impulsos nerviosos. Algunas razas de perros son más propensas a las hernias discales que otras. Estos incluyen razas cuyos discos se degeneran y endurecen rápidamente.

Del mismo modo, las razas con patas cortas y cuerpos muy alargados son frecuentemente propensas a sufrir hernias discales . Además, esta situación afecta a los perros cuya columna vertebral está muy estresada. Además, recuerda que una hernia discal puede ocurrir en todos los perros.

DE TU INTERES  Colchoneta térmica para perros, ¿para qué sirve?

tumores

Los tumores que afectan las vértebras o los tejidos que rodean la médula espinal pueden provocar la parálisis de los cuartos traseros del perro. De hecho, estos tumores, que aumentan de tamaño, comprimen la médula espinal. Ciertas enfermedades inflamatorias también pueden conducir a la parálisis de los cuartos traseros del perro.

1-198.jpg

 

¿Cómo ayudar a tu perro?

Ya sea por la aparición repentina de síntomas o por una pérdida gradual de las habilidades motoras, el diagnóstico veterinario es fundamental. No debemos olvidar que cuanto antes se diagnostique la parálisis, mejor se tratará y mayores serán las posibilidades de que tu perro tenga una buena calidad de vida.

Antes de la visita al especialista

Si tu perro sufre parálisis de los cuartos traseros, lo primero que debes hacer es mantenerlo quieto para evitar más dolores. Debe permanecer quieto, sin intentar realizar movimientos que requieran el uso de las patas traseras. Tenga cuidado de calmarla, cúbrala y caliéntela. Muéstrale a tu mascota que estás ahí para él.

Sin embargo, la medicación debe evitarse tanto como sea posible. La automedicación está totalmente prohibida. Todas estas primeras acciones deben realizarse mientras se espera al veterinario. Tan pronto como puedas, llévalo a un especialista.

Consulta con el veterinario

La consulta de un perro paralítico de los cuartos traseros plantea el problema del transporte. De hecho, el transporte puede ser difícil. Depende de usted conducir a su animal en buenas condiciones. Al transportarlo, debe asegurarse de que su columna vertebral se mantenga recta. Si puede, coloque al perro en una camilla para mayor seguridad. Para perros pequeños, puedes llevarlos en brazos.

DE TU INTERES  Mi perro está muerto, ¿qué debo hacer con su cuerpo?

Los perros grandes deben ser transportados por dos o tres personas. Además, en caso de parálisis de los cuartos traseros del perro, es preferible que la intervención del veterinario se haga en casa. Por ello, el especialista puede prescribir analgésicos, y si es posible anestesiar al animal para facilitar su transporte. De todos modos, recuerda que el veterinario es el único que puede detectar la causa de la parálisis de tu mascota. También es el único autorizado para recetarle medicamentos.

Para su diagnóstico, el veterinario puede prescribir una serie de pruebas de imagen. Puede solicitar un escáner, mielografía o resonancia magnética. Los resultados de estos exámenes lo llevarán a hacer un pronóstico certero de la parálisis de su mascota. Finalmente te ofrecerá las posibles opciones de tratamiento, ya sea médico o quirúrgico.

Equipo para Tren Trasero Perro Paralítico

Aunque siempre es difícil hacer frente a la minusvalía de tu animal, es muy posible asegurarle una vida feliz a tu perro que sufre de parálisis.

Como propietario, puede ayudar a su perro a mantener la movilidad y recuperar algo de independencia. Desde la creciente concienciación del hombre sobre la importancia del bienestar animal, las ofertas de equipamiento para perros con discapacidad o con necesidades especiales se están multiplicando. Por lo tanto, varias soluciones están a su disposición:

  • arneses de apoyo recomendados para perros mayores (también utilizados durante las sesiones de rehabilitación de las patas traseras)
  • carros para perros discapacitados para facilitar el movimiento
  • rampas de acceso (para el coche, para el sofá o para la cama)

Estos aparatos, ligeros y robustos, se adaptan al tamaño y peso del perro y le permiten llevar una vida casi normal.

Deja un comentario