¿Quién no pasaría un día acariciando a este gato?

Eso sí, si fuera nuestro gato, estaríamos todo el día acariciándolo. Con su carita mimada y sus modales exigentes, nadie puede negarlo .

¡Si te gusta, por favor compártelo!

DE TU INTERES  gato jugando en la piscina de bolas

Deja un comentario