un gato paciente

No todos los gatos tienen la paciencia para tolerar las caricias humanas, y los perros aún más. En este vídeo se puede ver a un perro muy joven que no deja de jugar con el gato en completo silencio y entumecido, a pesar de que incluso le muerde la oreja. ¡Por favor sea paciente!

hqdefault

DE TU INTERES  gato y fidget spinner

Deja un comentario